Todo lo que necesitas saber sobre manchas faciales y como combatirlas.

manchas faciales

Una de las alteraciones estéticas más comunes es la aparición de manchas en la piel, sobre todo las faciales. Estas se producen por una hiperpigmentación, es decir, por un aumento en el nivel de melanina (responsable de dar color a la piel y al cabello) en determinadas zonas de la epidermis y dermis (primeras 2 capas de la piel) dando un tono más oscuro que el que se tiene de forma natural.

La hiperpigmentación en sí no tiene por qué ser dañina. Pero sí que en la mayoría de los casos da un aspecto de piel más apagada o envejecida, por eso hay tantos tratamientos enfocados a despigmentar manchas faciales.

¿Por qué aparecen manchas faciales?

La aparición de manchas está relacionada con muchos factores.

El más común, sobre todo en las zonas geográficas donde tenemos sol todo el año, es el fotoenvejecimiento. La radiación ultravioleta, sumada a una mala utilización de los protectores solares, pueden generar lesiones.

Las lesiones suelen afectar a los fibroblastos, que son los encargados de crear colágeno y elastina, y son los que dan turgencia a la piel. También afectan a los melanocitos, que son encargados de generar melanina. Esto provoca que a partir de los 27 años (aunque cada vez se ve en edades más tempranas) aparezcan manchas en las zonas de la frente, nariz, pómulos y labio. Una vez superados los 30 años, comienza la aparición de las primeras líneas de expresión y arrugas.

Otros motivos por los que aparecen manchas faciales

Otro factor que puede favorecer a la aparición de manchas son los relacionados con los cambios hormonales provocados por el embarazo, la lactancia o las pastillas anticonceptivas. Éstas últimas pueden provocar la salida de manchas tanto a lo largo del tratamiento, como cuando se suprime.

El mal uso de cosméticos que contengan alcohol en zonas expuestas al sol como perfumes o desodorantes, también producen manchas, al igual que ciertos fármacos y cremas.

Y por último, y no menos importante en relación a la aparición de manchas, están los tonos de la piel. Cuando se tiene un tono de piel claro (fototiopos I, II y III), hay una mayor predisposición a la aparición de manchas provocadas por la radiación ultravioleta del Sol. En cambio, en los tonos oscuros (fototipo IV), presentan una mayor predisposición a mancharse por las cicatrices provocadas por alteraciones cutáneas como los herpes, eczemas o quemaduras.

¿Qué tipos de manchas aparecen en nuestro rostro?

De la misma forma en que hay muchos factores que provocan una mala pigmentación de la piel, también hay muchos tipos de manchas. Pero nos vamos a centrar en aquellas de interés estético, que son las que podemos tratar en cabina y para combinarlas con ciertos productos que usaremos en casa.

Tratamientos para combatir las manchas faciales

Las manchas faciales podemos tratarlas de varias formas. Estos son nuestros tratamientos más adecuados para tratarlas.

Todos estos tratamientos son cada vez más efectivos en la lucha contra las manchas faciales. Bien es cierto que no siempre las podemos eliminar al 100%. Por una sencilla razón: depende de la profundidad de la mancha y las capas de pigmento que tenga. De lo que no hay la menor duda es que sí que consiguen rebajar varios tonos de forma que casi no se perciban, de tal manera que puedan disimularse casi de forma definitiva con una buena base de maquillaje.

Deja un comentario

Abrir Chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Si tienes alguna duda, no dudes en consultarnos. Te atenderemos a la menor brevedad.