Maskné y otras alteraciones cutáneas provocadas por el uso de mascarillas

maskne

Desde que la mascarilla llegó para quedarse durante una buena temporada, hemos observado que cada vez aparecen con más frecuencia brotes de acné localizado (conocido como Maskné), rosácea, dermatitis y otras alteraciones que desarrollaré más adelante.

Todas estas alteraciones están provocadas por la presión constante que ejerce la mascarilla sobre nuestra piel, por la falta de ventilación en la zona, la humedad que se produce al respirar y además, cuando hablamos, por la acumulación de micropartículas de saliva que ayudan a que proliferen microorganismos alrededor de  nuestra boca y nariz.

Los brotes suelen ser más severos según el material  del que estén hechos las mascarillas. Además, si por razones de trabajo o por pertenecer a población de riesgo el tiempo de uso de una mascarilla FFP2 aumenta, la transpiración de la piel pasa a ser casi nula. Por tanto, es muy común presentar dichos brotes de acné o que se vean agravados otros problemas previos como son la dermatitis, rosáceas o cuperosis. Si por el contrario se usa más una mascarilla de tipo quirúrgica o higiénica, la gravedad de los brotes es considerablemente inferior.

¿Cómo solucionar el maskné?

He desarrollado un protocolo fácil y sencillo que da muy buenos resultados para poder combatir el “maskné” o el acné producido por la mascarilla. Los pasos de este tratamiento son los siguientes:

Tratamiento contra el Maskné
  1. En primer lugar, se realiza en cabina una higiene facial profunda y oxigenante. Realizaremos una combinación de aparatología comenzando por una dermoabrasión con punta de diamante para exfoliar en profundidad la zona.
  2. A continuación extraemos comedones y puntos negros con espátula ultrasónica para dejar bien limpia la zona pero sin irritarla.
  3. Acabaremos con una mascarilla de alginatos DETOX. Esta mascarilla tiene un tacto suave y fresquito, lo cual ayuda a calmar. Además, posee principios activos emolientes y oxigenantes para hidratar la piel y purificarla, de forma que podamos acabar con microorganismos que se hayan podido acumular en este tiempo.

Mantenimiento tras el tratamiento

Tras este primer tratamiento contra el maskné, recomendamos tratar 1 vez cada 10 días si se tiene la piel grasa y una vez cada 20 días, si se tiene la piel normal o mixta, con ácido mandélico. Éste tratamiento posee una ación seborreguladora, evitando así el exceso de sebo que se acumula en la zona a consecuencia de la falta de ventilación. Posee un efecto bactericida evitando que se extienda la infección y que proliferen los microorganismo y bacterias que producen los molestos granos de pus. 

Si se hace un tratamiento completo que suele constar de 3 a a 5 sesiones en función del tipo de piel. Además, al ser un ácido ayuda a disimular marcas de brotes de acné que hayamos podido tener, reduce el tamaño de los poros y da luminosidad a la piel.

Creedme, la mejora es pero que muy visible.

Productos que puedes usar para complementar el tratamiento contra el Maskné

Para casa recomendamos el uso diario de las Lociones Equilibrantes de Eberlin mañana y noche. También es indispensable utilizar una crema y serum que nos ayuden a mantener la hidratación pero sin aportar grasa. Para ello recomiendo la línea de vitaminas o la de antipolución de Eberlin, que ayuda a combatir los efectos nocivos de la contaminación, radiación ultravioleta y, en este caso en particular, también combate los efectos nocivos producidos por la mascarilla. Todos estos productos podrá encontrarlos en nuestro centro.

Otros problemas causados por el uso de la mascarilla

Además del temido brote de acné, más común en pieles grasas y mixtas, existen otras altearaciones asociadas al uso de las mascarillas:

Otras alteraciones por uso de mascarilla
  • Sensación de tirantez y sequedad.
  • Enrojecimiento.
  • Rozaduras.
  • Alergias o dermatitis de tipo eczematoso provocado por el contacto repetido con la mascarilla.
  • Agravamiento de patologías cutáneas previas como dermatitis, rosácea, psoriasis, cuperósis, etc.

Los tratamientos o los productos recomendados para todas aquellas personas que presenten una o varias de estas alteraciones:

  • Realizar en cabina un tratamiento hidratante y calmante para reducir la sensación de sequedad y tirantez, así como el enrojecimiento y rozaduras. También es imprescindible usar la loción equilibrante de Eberlin para pieles sensibles que posee acción calmante e hidratante, todos los días en casa.
  • Cuando las rozaduras son más severas, muy habitual en personal sanitario, lo que recomendamos usar cremas barrera que protejan la piel como puede ser la línea Antipolución de Eberlin. Cuanto más hidratada esté la piel, menos probabilidad de que salgan rozaduras severas.
  • Y por último, para aquellas personas a las que las mascarillas les dan alergia o producen brotes de dermatitis, lo más importante es tener la piel bien hidratada con un tratamiento oxigenante realizado en cabina. Recomendamos para casa la loción equilibrante de Eberlin para equilibrar la piel, así como calmarla e hidratarla.

Y también hemos observado que es bueno probar distintos materiales de mascarillas, siempre y cuando estén homologados y cumplan todos los requisitos higiénico sanitarios.

Si te has sentido identificad@ y quieres más información, no dudes en llamar al centro. Te daremos toda la información necesaria sin ningún tipo de compromiso.

Deja un comentario

Abrir Chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Si tienes alguna duda, no dudes en consultarnos. Te atenderemos a la menor brevedad.