excesos de comida de navidad

Consejos para combatir los excesos de la Navidad

excesos de comida de navidad

Durante el mes de Diciembre son muchos los momentos de reunión con amigos y familia, lo que se traduce en que comemos más cantidad y aumentamos la ingesta de alimentos hipercalóricos como turrones, roscones, polvorones, así como también aumentamos la ingesta de bebidas alcohólicas. Esto provoca, además de un aumento significativo de peso, pesadez de estómago, hinchazón y retención de líquidos.

Lo primero que pensamos, una vez acaban las navidades, es hacer dietas severas, saltarnos comidas como la cena o hacer cardio de alta intensidad. Estas medidas no son nada recomendables, ya que aumentan nuestros niveles de ansiedad y estrés y eso conlleva a que las dejemos igual de rápido que las empezamos.
Así que si quieres conseguir resultados que se mantengan a largo plazo, sin morir en el intento te recomiendo que sigas los siguientes consejos. 

  • Reduce la ingesta de azúcar, tanto después de navidad como durante. Una acción fácil de realizar es, por ejemplo, en vez de echar al café, té o leche una cucharadita de azúcar, echar media. Así, puedes ir reduciendo la cantidad de azúcar progresivamente. Verás cómo tu paladar se va acostumbrando al sabor. 
  • Repartir la comida que sobre. Si haces comida en casa para mucha gente, una vez acabe la reunión saca tuppers y reparte lo que sobre. Así evitarás estar días comiendo la misma comida hipercalórica y además, evitarás picar aperitivos o dulces entre horas. 
  • Recupera tu rutina y horarios diarios. Es muy importante que no te saltes ninguna comida, lo recomendable es que hagas 5 comidas al día alternando cereales, proteína, alubias, verduras, frutas y frutos secos. Otro consejo saludable es que cenes como máximo, a las 9 de la noche. Ya que es fundamental, cuando nos vamos a la cama, que haga por lo menos unas 2 horas desde la última ingesta de alimentos. 
  • Aumenta la ingesta de alimentos ricos en fibra, ya que ayudan a mantener el buen funcionamiento del intestino evitando, entre otras cosas, el estreñimiento. Lo que hace que nos sintamos menos hinchados. 
  • Haz ejercicio. Lo ideal es que realices algún tipo de entrenamiento o deporte diario, aunque sea caminar 40 minutos seguidos cada día. Si eliges caminar, te recomiendo que vayas aumentando el ritmo progresivamente, así irás quemando y tonificando cada día más. 
  • Abusa de los líquidos. Bebe mucha agua, tés o infusiones, así podrás eliminar toxinas a través de la orina y sudor. Además, las infusiones como la manzanilla, poleo o menta, también ayudan a reducir los gases y el dolor que estos pueden producirnos. 
  • Dedícale un poco de más tiempo a tus desayunos para que sean lo más saludables posible. Ve alternando frutas, cereales, frutos secos,  pan 100% integral con aguacate o pavo, leche desnatada o bebidas vegetales. Así, evitarás cansarte de desayunar siempre lo mismo y verás cómo te sientes con más energía durante la mañana. 

Mándanos un WhatsApp

Llámanos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.