Pesadez de Piernas . El incómodo síndrome de las piernas cansadas.

pesadez de piernas

La pesadez de piernas son la consecuencia de sufrir el síndrome de piernas cansadas. Esta incómoda sensación es un trastorno muy común entre muchas personas, tanto en mujeres como en hombres. Pero es en verano cuando más lo sufrimos. Y es por eso por lo que escribimos este post justo ahora, porque es el momento justo para conocer este problema y como poderlo evitar.

¿Qué provoca la pesadez de piernas?

Pues la pesadez de piernas es una consecuencia derivadas de las altas temperaturas que trae esta estación estival. El calor favorece a que nuestras venas se dilaten, empeorando la circulación de retorno de la sangre hacia el corazón, causando pesadez en las piernas, cuya afección llega hasta el 80% en personas adultas, según varios estudios epidemiológicos.

¿Qué síntomas tiene la pesadez de piernas?

Varios y diferentes son los síntomas, pero sin duda los más comunes son:

  • Dolor generalizado o localizado en las varices.
  • Cansancio en las piernas (incluso después de haber tenido un buen descanso).
  • Calambres.
  • Hormigueos.
  • Sensación de calor localizado. 
  • Picores.
  • Hinchazón y retención de líquidos en toda la pierna y especialmente, en los tobillos.
  • Aparición de arañas vasculares.
  • Empeoramiento de la celulitis, ya que tiende a encapsular la grasa localizada produciendo un aumento de dolor en la zona afectada.  

Es evidente viendo estos síntomas, que estamos ante un síndrome que puede ser realmente molesto e incómodo.

¿Qué provoca la pesadez de piernas?

No se puede solucionar un problema sin saber cuales son los motivos que lo provoca. Por tanto, es importante saber que factores son los que generan el síndrome de las piernas cansadas. Este puede estar causado por muchas razones, entre las que destacan las siguientes:

  • La razón más generalizada es la insuficiencia venosa  provocada por desarreglos hormonales típicos en la mujer, como son el periodo o el embarazo. Por lo que podríamos pensar que estamos más predispuestas genéticamente a padecer este síndrome.
  • Los malos hábitos como abusar del alcohol o fumar.
  • El sedentarismo y la falta de ejercicio.
  • Abusar de la sal en las comidas. 
  • Una mala higiene postural de aquellas personas que por su trabajo pasan muchas horas sentadas o de pie, sin poder realizar paseos o estiramientos.
  • El aumento de peso debido a la retención de líquidos que produce la ingesta de ciertos medicamentos como la píldora anticonceptiva, los antidepresivos, los antihipertensivos o los antiinflamatorios.

Además, no nos podemos olvidar que también hay agravantes estacionales provocados por el calor y las altas temperaturas que también nos hacen sufrir, además, dolores, calambres, edemas e hinchazón en nuestras piernas. Por lo que es en verano cuando debemos aumentar los cuidados y las atenciones en nuestra circulación inferior.

¿Cómo combatir la pesadez de piernas?

Siempre es mucho mejor prevenir que curar. Y eso es algo que también puede aplicarse a la pesadez de piernas. Así que es muy importante tener hábitos saludables como los siguientes: 

  • Una dieta equilibrada que incluya frutas y verduras caracterizadas por su alto contenido en fibra y en flavonoides, los cuales poseen una acción vasoconstrictora y antiinflamatoria.
  • Beber mucho líquido, ya que en verano sudamos más. Lo mejor es tomar agua, pero lo podéis combinar con zumos naturales, caldos fríos, tés o infusiones que más os gusten. Evitando bebidas carbonatadas y/o azucaradas.
  • Practicar deportes como la natación, montar en bicicleta, o simplemente andar. Ayudan a potenciar la musculatura de las extremidades inferiores, estimulan la circulación sanguínea y ayudan a mantener a raya los kilos de más. Si vives o estás de vacaciones en la playa, no dudes en dar paseos por la orilla del mar, ya que la acción de las olas golpeando en los tobillos o a media pierna ayuda a aumentar la circulación en nuestras piernas.
  • En verano es muy habitual viajar, así que si lo tienes previsto, es muy importante que hagas descansos para poder moverte y estirarte si vas en coche. En el caso de que lo hagas en avión o tren, los paseos por el pasillo de vez en cuando ayuda a aliviar posibles molestias que puedan aparecer en nuestras piernas.
  • Además, yo recomiendo el uso de leggins que benefician la activación de la circulación. Hoy en día son muy fáciles de conseguir, ya que casi todas las marcas especializadas las tienen.  

Tratamientos para evitar la pesadez de piernas

Por supuestos, aparte de estos consejos, hay tratamientos estéticos específicos, muy recomendables, para activar la circulación y drenar líquidos.  El más idóneo y el que más realizo en esta época del año es la PRESOTERAPIA.

Este tratamiento consiste en poner al cliente unas botas y pantalones que llevan unas cámaras de aire. Éstas ejercen una presión positiva ascendente de pies a ganglios inguinales.  Gracias a esto la presoterapia estimula la activación del sistema circulatorio y linfático, contribuyendo así a la eliminación de líquidos, grasas y toxinas que generan las celulitis y grasa localizada, los edemas, linfedemas, varices y arañas vasculares. 

Si queremos potenciar el efecto de la presoterapia para combatir la pesadez de piernas, así como conseguir un mayor efecto, lo ideal es combinarla con masajes circulatorios y linfáticos. Estos ayudan a drenar el exceso de linfa de nuestro organismo, así como ayuda a quitar el dolor que provoca el síndrome de piernas cansadas en nuestras piernas.  

Por supuesto, lo absolutamente ideal para olvidarse totalmente de la pesadez de piernas, es realizar un par de tratamientos a la semana para alargar los resultados en el tiempo. Así como también te aconsejo a que si tienes trastornos de circulación de forma crónica, te realices la presoterapia durante el resto del año. Las ventajas y el bienestar que aporta, bien merece la pena.

Deja un comentario

Abrir Chat
1
¿Necesitas Ayuda?
Si tienes alguna duda, no dudes en consultarnos. Te atenderemos a la menor brevedad.